Solidaridad con l@s compañer@s de la FAU Berlinesa

Desde CNT Bizkaia nos solidarizamos con l@s compañer@s de la FAU Berlinesa, integrada en la AIT (Asociación Internacional del Trabajo), que mantienen un conflicto con el Estado alemán por prohibirles ejercer su labor sindical.

El viernes día 29 de Enero, con motivo de un llamamiento a la solidaridad internacional con l@s compañer@s del sindicato anarcosindicalista FAU-AIT, llevaremos a cabo una concentración, a las 12 horas, delante del consulado Alemán en Bilbao situado en la C/ San Vicente, Nº 8 (Edificio Albia).

Solidaridad con la FAU-AIT

Alemania, estado que pretende mostrarse internacionalmente como un ejemplo brillante de democracia, vulnera el más básico derecho de l@s trabajador@s: el de sindicar-se libremente. El pasado 11 de diciembre, los tribunales alemanes prohibían la actividad sindical de la FAU-Berlín, y por consiguiente la de toda la organización sindical alemana. La sentencia va mas allá de la simple represión de los derechos sindicales de la FAU-Berlín. Con la proclamación de esta sentencia queda prohibida hasta la auto-denominación de la FAU-Berlín como sindicato.

Trasfondo

Desde Junio de 2009, la FAU-Berlín inició un conflicto laboral con el cine Babylon-Berlín en pos de un convenio colectivo. Este conflicto tuvo repercusiones en todo el Estado. L@s anarcosindicalistas en lucha mantuvieron un boicot muy eficiente y presente en los medios de comunicación, con exigencias amplias e innovadoras, así como la participación de l@s própi@s trabajador@s. Al incrementarse la presión hasta el punto de que los gerentes del cine no podían seguirse negando a una negociación, intervino no sólo la esfera política sino también el sindicato Ver.di, miembro de la asociación sindical DGB, organización que no tenia ninguna base en la empresa y que directamente entró a negociar con la dirección. Detrás de estas negociaciones hay un pacto entre los partidos políticos en el gobierno de Berlín, el sindicato Ver.di y la gerencia para apartar a la FAU y tranquilizar la situación, en una campaña contra la FAU que incluye distintas medidas represivas. En un primer momento fueron prohibidas por orden judicial herramientas de lucha como el boicot y la aptitud para negociar convenios colectivos por parte de la FAU. Al tiempo, los gerentes demandaron a la FAU varias veces.

La situación en Alemania

El denominado sindicato único DGB posee un monopolio corporativista que es protegido por la jurisdicción, y que impide el posible ascenso de sindicatos alternativos. Conceptos como los de auto-organización y descentralismo sindical son prácticamente desconocidos en los sindicatos en Alemania y, desde luego, ni previstos, ni deseados por este sistema sindical. El trabajo de la FAU-Berlín en el cine Babylon no pudo ser tolerado por los sindicatos de Estado y por la esfera política, debido al peligro de la posterior extensión del ejemplo. La ilegalización del labor sindical de la FAU debe verse en este sentido. La sentencia implica que no es posible fundar y desarrollar sindicatos libremente, porque –aunque sea paradójico desde el principio la cualidad de sindicato depende de la aceptación oficial. Conflictos laborales llevados a cabo a pesar de esto, sin cualidad de sindicato oficial, acarrean masivas consecuencias jurídicas; la FAU ha sido amenazada por dos veces con una multa de 250.000€ o privación de libertad en caso de trasgresión de sentencias. Por lo tanto, después de la última sentencia el labor sindical legal no es posible para la FAU. Así l@s anarcosindicalistas alemanes/as se ven amenazados de una nueva prohibición, después de las de 1914 y 1933.

Alcance

El alcance de la sentencia es notable, en caso de permanecer equivaldría a una catástrofe para el sindicalismo, pues desde la resolución la FAU-Berlín puede ser considerada un sindicato ilegalizado y, además, la sentencia puede ser transferida a la FAU alemana en su totalidad. Como caso que sienta jurisprudencia recaerá sobre el movimiento sindical y los derechos de l@s trabajador@s en su totalidad. Cualquier alternativa sindical ya no es posible con tal jurisdicción como base. Por lo tanto, el caso es una novedad de la represión sindical en Alemania. La autoorganización obrera y la libertad sindical son prohibidas, la incapacitación de la clase obrera es institucionalizada aún más.

Desde la CNT no podemos permitir que se pisen los derechos de l@s trabajador@s en cualquier lugar del mundo, y menos cuando se trata de una organización como la FAU, asociada internacionalmente en la AIT. Reclamamos la revisión del proceso, la retirada de la sentencia y el respeto de la libertad sindical en un Estado que dice respetar los derechos humanos, como es el alemán, así como el cese de las amenazas y acciones represivas contra la FAU.