FAQ - Preguntas frecuentes

¿Cómo afiliarse a la CNT?

La afiliación se hace en persona, para ello tienes que dirigirte a la localidad más cercana a la tuya donde haya locales de la CNT (lo puedes ver en el Directorio de Sindicatos).

No hacemos distinción a la hora de la afiliación, los requisitos son: que seas trabajador o estudiante, en paro o en activo. Las únicas personas que no pueden afiliarse son aquellas que pertenecen algún cuerpo represivo (policías, militares, guardias de seguridad) ni empresarios u otros explotadores.

Los beneficios de estar afiliado a un sindicato son que tus compañeros te pueden ayudar en caso de conflicto laboral, pudiendo experimentar lo que es la solidaridad real, algo que no es muy común en nuestros días, y que puedes consultar con ellos todas tus dudas y problemas, establecer estrategias de accion sindical, acceder a información sindical y laboral, etc.

No nos consideramos un sindicato de servicios ni una gestora sindical, las decisiones las tomamos en asamblea, por lo que no delegamos en comités de empresa a traves de elecciones sindicales.

¿Puedo afiliarme por correo, fax, correo-e..?

La mejor forma de estar al tanto de lo que se cuece en el sindicato es participando activamente en el día a día y en las acciones que se lleven a cabo, por ello para afiliarte tienes que pasar por el Sindicato más cercano a tu localidad.

¿Por qué una cuota?

La cuota mensual de afiliación, gracias a la cual funcionan los sindicatos, oscila alrededor de 10 €, dependiendo de los acuerdos de cada sindicato.
El motivo de esta cuota mensual no es un capricho, sino que obedece a una necesidad: el mantenimiento de los locales sindicales donde nos reunimos, que generan un gasto de alquiler o comunidad, luz, teléfonos, faxes, agua... y la financiación de campañas de propaganda sindical y de conflictos laborales en los que se ven inmersos los afiliados.

Al no recibir subvenciones estatales o privadas ni ayudas oficiales de ningún tipo (al contrario que sindicatos como CCOO y UGT) mantenemos nuestra independencia, la CNT se autogestiona. La cuota de cada afiliado/a es la base que lo hace posible. Sobre esto, el trabajo diario de los/as militantes de la CNT hace posible el funcionamiento de cada Sindicato.

Qué es la CNT

Un esbozo puedes encontrarlo en la sección de Documentos.

Datos sobre antiguos militantes

Mucha gente se pone en contacto con la CNT para averiguar el paradero de algún familiar que estuvo afiliado al Sindicato, sobre todo durante la Guerra Civil.

Desgraciadamente, la información sobre antiguos militantes del Sindicato se ha perdido en la mayor parte de los casos, debido al expolio, pérdida o deterioro de los archivos sindicales durante la guerra y los años posteriores, bien provocado por los propios afiliados, que en su momento decidieron acabar con la información comprometedora ante el riesgo que corrían, bien por su destrucción a manos del bando nacional o durante la dictadura. Hay que recordar que aquellos que en su día fueron locales sindicales fueron expropiados y sus bienes destruidos.

Por tanto, lo más indicado es acudir en cada caso al Sindicato más cercano o de la localidad a la que perteneció el militante en cuestión, por si ahí conservaran información. El índice de Sindicatos lo puedes encontrar en el Directorio.

Preguntas sobre cuestiones culturales

En la CNT se encuentra la Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo -FAL- que se encarga de la gestión y el archivo del patrimonio cultural del Sindicato, así como de la investigación y la actividad editora de libros.

Qué es el Patrimonio Histórico

Todo lo incautado por el Estado franquista con la ley de responsabilidades políticas de 1939.

Tras la Guerra Civil, el Estado ilegalizó a todos los sindicatos y entre ellos a la CNT, y se apropió de los recursos de los que el Sindicato se servía colectivamente: bienes muebles (vehículos, imprentas, maquinaria...) e inmuebles (edificios, tierras, minas...), cuentas bancarias, empresas colectivizadas, películas y fotografías, documentación... Todo esto significaba mucho dinero puesto que la CNT al empezar la Revolución contaba con un millón de afiliados y una infraestructura poderosa. Los afiliados pues quedaron despojados de la base para reconstituir el Sindicato como antes de la guerra.

En los años 70, cuando la CNT es legalizada, se inicia la campaña para reivindicar la devolución de nuestro patrimonio histórico, aún hoy no devuelto por la falta de colaboración de la Administración, depositaria de la documentación que prueba la pertenencia de todos esos bienes.

Qué es el Patrimonio Sindical Acumulado

Son inmuebles en manos del Estado pagados con las cotizaciones obligatorias de todos los trabajadores en tiempos de la dictadura franquista, por las cuotas obligatorias a los sindicatos verticales.

La ley 4/1986 y el reglamento de esta ley sobre patrimonio acumulado e histórico obliga por un lado a la devolución de los bienes incautados, que nosotros seguimos reclamando, y por otro al derecho de las organizaciones sindicales a la cesión y uso de los inmuebles para su funcionamiento y organización. El Estado otorga esta potestad a todos los sindicatos menos y a la CNT se le deniega sistemáticamente su uso.

Todos los locales de patrimonio acumulado utilizados por la CNT han sido por la ocupación sindical y no cedidos voluntariamente. Nos obligan a medidas como esta y como la que motivó a finales de los 90 los sucesos del CES (por los que hay encausados/as más de 100 personas por encerrarse en el Centro Económico y Social de Madrid para reivindicar la devolución de nuestro patrimonio).

La diferencia entre CNT y CGT

En diciembre de 1979, la CNT celebra su primer congreso tras la muerte de Franco. Un sector minoritario que es partidario de las elecciones sindicales se escinde y pasa a llamarse CNT congreso de valencia (en referencia al Congreso alternativo realizado en esa ciudad) y posteriormente, perdidas judicialmente las siglas, a CGT.

Además de lo referente a las elecciones sindicales -CGT se presenta y CNT no-, otra serie de aspectos diferencian ambas organizaciones: en CGT se aceptan las subvenciones obtenidas en los resultados de las elecciones sindicales, miembros de partidos políticos pueden ocupar cargos orgánicos..., aspectos que en CNT, en aras de una total independencia de partidos, gobiernos y poderes, no están permitidos.

La cada vez mayor deriva burocrática y reformista de la CGT la llevará en 1990 a que varios sindicatos se desgajen de ella formando una nueva organización denominada Solidaridad Obrera, que se diferenciará de las dos anteriores por dar libertad a sus secciones sindicales para presentarse o no a las citadas elecciones sindicales (aunque tiene similitud con CNT en cuanto a que no acepta subvenciones y tampoco los miembros de partidos pueden ocupar cargos orgánicos).

Merchandaising y publicidad

Si buscas comprar objetos como banderas rojinegras, carteles sindicales, pegatinas...has de saber que no vendemos este material ya que no consideramos que la propaganda sea publicidad, es un elemento para hacer pensar. Esto no se contradice con que algún sindicato pueda buscarle algún beneficio, lo cual no le convierte en una tienda. La propaganda es para los trabajadores/as que le dan el uso para el que fue creada.