El Plan Bolonia contra las/os Trabajadoras/es

El Proceso de Bolonia pretende, reformando la universidad, “hacer de Europa la economía más competitiva y dinámica del mundo basada en el conocimiento”. Es decir, que la educación tiene como único fin la economía y además basada en la competitividad, la misma que ha creado 4.000.000 de parados en España. El Plan Bolonia no afecta solo, como se nos quiere hacer creer, a estudiantes de universidad. Su desarrollo y consecuencias incumben a la sociedad en general y a las/os trabajadoras/es en particular.

A LAS/OS TRABAJADORAS/ES ACTUALES: Va a suponer la revisión de las titulaciones requeridas para cada categoría profesional en todos los sectores laborales. Evidentemente, no será a mejor. La categoría que requiera tener un máster será inaccesible para la mayoría.
A LAS/OS FUTURAS/OS TRABAJADORAS/ES: La degradación en los contenidos, más generalistas, menos asignaturas, peor preparación teórica, supondrá menor valoración profesional de las titulaciones, peores condiciones laborales y salariales, y una continua formación a su costa (y no de las empresas). Las becas-préstamos obligarán a aceptar cualquier trabajo para poder devolver su importe. El reconocimiento automático de titulaciones en otros países es una de las tantas mentiras, pues no está regulado en ningún documento legal.
A LAS MAS DE 4 MILLONES DE PARADAS/OS: Las decenas de miles de estudiantes realizando entre 150h y 1500h de prácticas gratis para las empresas, hará todavía más difícil encontrar un empleo a quien ha sido despedido por esas empresas para las que prepara el Plan Bolonia. Tendrán que competir además con recién graduados más dóciles y manejables, ya “educados” para aceptar la precariedad y la explotación.

A LAS/OS TRABAJADORAS/ES DE LA UNIVERSIDAD:
Sin poder de decisión: El proceso se está regulando y aplicando teniendo en cuenta a una mínima parte de sus trabajadoras/es, tanto docentes e investigadoras/es (PDI) como personal de administración y servicios (PAS). La LOU se encargó de allanar el camino, centralizando los procesos de toma de decisión y fortaleciendo órganos ajenos a la comunidad universitaria como son los Consejos Sociales, resultando que empresas como el banco Santander o El Corte Inglés tienen más poder de decisión sobre los presupuestos o sobre la aprobación de los nuevos grados que las/os trabajadoras/es de la propia Universidad.
Privatizaciones: La última década ha supuesto una lenta, pero progresiva privatización de servicios en las Universidades con un empeoramiento de las condiciones laborales y salariales. La aplicación de Bolonia y la Estrategia 2015 va a suponer una intensificación en ese sentido alcanzando a los servicios administrativos y académicos.
PDI: La falta de financiación, al tratarse de una reforma con coste 0, impide el aumento de docentes, y la formación en las nuevas formas de enseñanza que según el papel, preconiza Bolonia. Las consecuencias inmediatas son un empeoramiento de las condiciones laborales del PDI actual y de la calidad de la enseñanza. La previsible reducción de grados a los estrictamente demandados por las empresas, según el nuevo modelo de financiación universitaria, supone un estado de incertidumbre para el PDI con contratos precarios.
PAS: La aprobación e implantación a marchas forzadas de los nuevos grados está suponiendo un aumento de las cargas de trabajo en centros y en diversos servicios centrales de las Universidades, sin que haya un aumento de plantilla como sería necesario. La futura especialización de las Universidades en áreas de conocimiento y la desaparición de grados con demanda empresarial insuficiente, ponen en peligro la estabilidad, especialmente del personal contratado.

EL PLAN BOLONIA AFECTA A TODA LA SOCIEDAD: Educar según las necesidades de las empresas, de los capitalistas, significa dejar la educación en manos de quienes destruyen empleo, se apoderan de las riquezas de toda la sociedad, especulan con la vivienda, nos asfixian con las hipotecas, encarecen los productos agrícolas, destruyen nuestro medio natural, corrompen las instituciones, provocan y aumentan la pobreza, financian gobiernos dictatoriales, se enriquecen con la producción y venta de armamento. ¿Quieres que tú o tus hijas/os os eduquéis para esto o para transformar la sociedad en otra socialmente justa, libre, igualitaria y pacífica?

LAS/OS TRABAJADORAS/ES CONTRA EL PLAN BOLONIA
POR UNA UNIVERSIDAD DE CALIDAD Y LIBRE DE EMPRESAS
NO AL PLAN BOLONIA

AdjuntoTamaño
Bolonia-Trabajadoras.pdf395.35 KB