Planta cara a la crisis, también en la Universidad

Tras la incertidumbre vivida los últimos meses de 2008 por las/os trabajadoras/os de las universidades de Madrid, los peores augurios se cumplieron y 2009 llegó con más recortes presupuestarios, esta vez, sí, recogidos en la Ley de Presupuestos de la Comunidad de Madrid, aprobada con los votos del PP de Esperanza Aguirre y con la simple abstención del PSOE (por responsabilidad, dicen). A dichos recortes hay que sumar lo todavía adeudado por la administración de Aguirre a las universidades. Dichos recortes suponen la práctica congelación del capítulo de Personal y una importante disminución de la aportación para inversiones, etc.

En cuanto al Personal, a destacar la no subida del 2% en el complemento específico del PAS funcionario y que las pagas extras sigan sin ser completas. En cuanto al 2% del específico, el Acuerdo de Condiciones del PAS funcionario de las Universidades Públicas de Madrid recoge que se regirá según los Presupuestos de la Comunidad de Madrid (según lo firmaron CCOO, UGT, CGT, etc, que ahora lo critican, siendo estos sindicatos, por tanto, también responsables).

El rectorado-gerencia de la UCM se lava las manos y se escuda en la Comunidad de Madrid. Lo conocían ya antes de aprobarse los Presupuestos de la CAM, pero de esto no informaron a la plantilla. Los sindicatos oficiales, CCOO-UGT, convocaron solo hace unos días una asamblea informativa en la que informaron que no informaban de nada... y eso que forman parte del equipo rectoral-gerencial.

Otro personal afectado es el que trabaja con beca-colaboración, si bien, no son consideradas/os trabajadoras/es por la UCM (¿qué hacen si no trabajar?). El recorte en su presupuesto mantuvo al personal becario en la incertidumbre hasta los últimos días de diciembre. Las pendientes de resolución de convocatorias han visto cómo no se cumplía la fecha de incorporación ni nadie se molestaba en comunicarles el retraso ni la reducción del período de credencial, en algunos casos. Su reducción ha supuesto un aumento de la carga de trabajo del PAS y un empeoramiento en la calidad de los servicios.

La implementación de los nuevos grados y másteres está suponiendo también una mayor carga de trabajo para el PAS y el PDI más directamente implicado, con un aumento de horas extras en algunos servicios.

Los cierres de la UCM en diciembre y enero, al parecer, para reducir gastos, fueron considerados como festivos para todo el personal. En marzo, sin embargo, se le impone al PAS, por primera vez, un puente obligatorio, sin que se aclare qué va a pasar con los otros puentes. La falsa excusa que se da esta vez es la “conciliación de la vida familiar y laboral”, que pasa de ser un derecho de una parte del personal a una imposición para todas y una pérdida de derechos adquiridos (un puente opcional por semestre). Y el Calendario Laboral para el 2009 aún sin publicar.

EL PLAN BOLONIA = EL PLAN CHAPUZA

La CNT ya ha dejado clara su posición contraria a esta forma de crear un Espacio Europeo de Educación Superior, pero más teniendo en cuenta que con estos recortes, los resultados van a ser más negativos, y lo que nos vendían como positivo de este Plan va a ser imposible de desarrollar.

Los recortes impiden las inversiones en infraestructuras, adaptación de aulas, obras, materiales, mobiliario, etc. necesarios para cumplir con los requisitos mínimos de Bolonia.

No es posible tampoco la contratación de nuevo profesorado. Si bien la ratio media docente/estudiantes en la UCM si cumple lo marcado por Bolonia, no es así si vamos centro por centro, pues mientras unos no llegan al mínimo de estudiantes por grupo y docente, otros superan con creces el máximo. ¿Se va a poner una profesora de Filología a dar clases de Derecho? La solución en los centros masificados será el aumento en la carga de trabajo del PDI, que como siempre recaerá en el sector más precario. El Estatuto del PDI actualmente en negociación apunta en ese sentido.

LA LIMOSNA DEL GOBIERNO CENTRAL

100.000 millones de euros para bancos, 3000 millones al sector de la automoción, etc., y solo 87 millones a repartir entre 50 universidades públicas para inversiones, materiales, docencia, etc. Alguna universidad tiene ella sola un déficit que supera esa cifra. La UCM centra sus esperanzas en esta limosna. Otra cantidad la destina ZP a la propaganda de las bondades del Proceso de Bolonia, campaña a cargo de un conocido responsable de campañas de sectores ultracatólicos y similares. Sin comentarios.

Y estamos aún a la espera de la aprobación del nuevo modelo de financiación universitaria, previsto para marzo, basado en un informe del Consejo de Universidades (ver valoración de CNT) y que confirmaría oficialmente las más negras previsiones sobre la mercantilización de la universidad. En ese sentido, los recortes ya aplicados en la financiación por la Comunidad de Madrid y la casi nula respuesta del gobierno central a la precaria situación de muchas universidades públicas, no serían sino la vía para justificar la entrada de capital privado en los distintos servicios y en el ámbito académico y de investigación.

Los presupuestos de la UCM, actualmente en tramitación, van a ser duros, según ya se ha comunicado a los distintos servicios y por parte de la gerencia a nuestra Sección Sindical. En cualquier caso, tú no tienes derecho a decidir sobre ellos. El Corte Inglés y CajaMadrid (en el Consejo Social de la UCM), sí.

MENOS DINERO, MÁS REPRESIÓN

La respuesta del Estado (gobiernos central y autonómicos y rectorados), ante las legítimas protestas motivadas por la inexistencia de cauces reales de participación y debate, es la represión mediante la cada vez más frecuente presencia policial en los campus, llegando a brutales cargas policiales contra estudiantes y periodistas, como en La Laguna o Barcelona, etc. ¿Qué intereses defienden realmente con tanto empeño? ¿El interés mayoritario de la sociedad o el de la minoría empresarial y financiera que les mantiene en el poder político?

CNT PROPONE:

  • Equiparación de la subida anual de todos los conceptos (específicos, complementos, pagas extras) de los distintos tipos de personal.

  • Eliminación de gastos protocolarios, coches oficiales, Tribuna Complutense, etc.

  • Respeto de los derechos adquiridos en cuanto a condiciones laborales: permisos, licencias, jornadas, etc.

  • Respeto de los períodos de las becas-colaboración, funciones y formación, establecidos en cada convocatoria.

  • Progresiva eliminación del empleo precario.

  • Financiación directa permanente a las universidades que asegure todos los gastos e inversiones necesarias para garantizar su calidad, autonomía, la estabilidad del personal y la libre creación y difusión del conocimiento y una investigación al margen de intereses lucrativos.

  • Reversión de los servicios ya privatizados y salida de todas las empresas de la universidad.

  • Fuera policía y otros cuerpos de seguridad privados o públicos de la universidad.

  • Derogación de la LOU y de toda la normativa que desarrolla el Proceso de Bolonia.

  • Creación de espacios de participación horizontal, comunes a toda la comunidad universitaria, que garanticen la reflexión y el debate en libertad e igualdad, y la definición de un proceso colectivo de transformación de la universidad en todos sus ámbitos.

La crisis es la excusa del capitalismo para profundizar en la mercantilización de nuestra vida (el conocimiento es parte de ella), para deteriorar nuestras condiciones laborales y salariales, para disminuir los ya mínimos espacios de participación y argumentación. Frente a ello, solo cabe organizarse y luchar de manera horizontal, sin liberadas/os ni subvenciones, donde nadie decide ni actúa por ti: en la CNT.

FRENTE A LOS RECORTES, FRENTE A BOLONIA,

FRENTE A LA REPRESION, FRENTE A LA CRISIS CAPITALISTA:

Image

Sección Sindical de CNT-AIT en la Universidad Complutense de Madrid (UCM)

cnt[arroba]pas.ucm.es

http://www.ucm.es/dir/25416.htm

http://ensemad.cnt.es/